Friday, 26 September 2008

Universitat Pompeu Fabra

Sea como fuere ayer me levanté bien, sin sueño y sin resaca. Y digo resaca porque a mí el insomnio en grandes cantidades me produce resaca. Pero ella no estaba ayer ni tampoco hoy. Y mira que, desde hace unos cuantos meses, no duermo como Dios manda. Será que me he acostumbrado.

El 25, después de la Mercè, después de pasear por pasillos de planta en planta, subiendo, bajando, subiendo. Al segundo, al tercero, al primero y, de ahí, al altillo, al quinto, al sexto, para terminar en el cuarto, en mi habitación, en la 428.

Y despertar a gente para que se presenten y, así, nos conozcamos no es nada tan grave. Pero, sea como fuere, repito, ayer me levanté bien. Asistí a mi primera clase en la facultad y ahí queda todo lo demás, porque no hay mucho más que contar sobre la primera ni sobre la segunda clase.

Contento. Como si fuera yo el único usuario del Bicing, a pesar de que la realidad me demuestra que no es cierto, que hay mucha gente que lo utiliza y que por eso debo irme a otras paradas a aparcar o tengo carril bici en buena parte de la ciudad.

Y, a pesar de que hay camiones que invadan mi calzada, cojo la bicicleta. Con cuidado, pero la cojo, pensando que quizás el lunes tenga mejores experiencias en la universidad. Porque, una vez más, me digo que Derecho no es lo mío, aunque supongo que lo sería un poco más si durmiera las horas que tocan y no deambulara entre habitaciones de Girona, Rioja, Lleida, Huesca, Menorca, Tarragona, San Sebastián, Alacant, mi propia Mallorca y cuantos otros lugares remotos que se os puedan ocurrir.

1 comment:

Alicia said...

La vida de colegio mayor (aunque lo tuyo sea residencia) dormir poco, pasearse por habitaciones, montar un circo en el pasillo de la 200, horas muertas hablando en la entrada, paseos por la ciudad. No se vive mal, ¿verdad?

¿Sabes una cosa? En mi habitación vamos a hacer reuniones entorno al hervidor de agua y distintas clases de té :) Este año va a ser distinto y estoy contenta.